Aquí estoy nuevamente, contándote más de una aventura que empezó en 2013 y que hoy busca abrir nuevos caminos ¿seguimos?

Si todavía no has leído la primera parte, te sugiero empieces por allí haciendo clic aquí.

La hierba de trigo en las noticias

Para continuar con la historia anterior, recuerdo que empezar en Motilla del Palancar fue todo un reto. Necesitábamos hacer funcionar aquello de germinar y vender hierba de trigo y brotes ecológicos por toda España claro, y que mejor manera que cultivar y salir a la calle a testarlo.

Nos armamos de nuestros conocimientos técnicos y experiencia profesional para montarnos nuestra empresa. Registros sanitarios, permisos de actividad, legalizaciones, certificado de productor ecológico de brotes y germinados, diseños de etiquetas, web, cultivos y demás gestiones para hacerlo funcionar, todo con 4 manos y alguna ayuda más.

Para aquel entonces, hablar a la administración sanitaria de hierba de trigo era algo poco común, tanto, que Elisa tuvo que lidiar con obstáculos burocráticos de todo tipo para obtener los permisos que hoy siguen vigentes para desarrollar nuestra actividad.

Mientras eso ocurría, también hacíamos otras cosas, jabones artesanos (con hierba de trigo, por supuesto), charlas de cómo germinar, venta online de alimentación ecológica y más.

Creíamos sin duda que la alimentación eco iba ser una revolución a futuro, tanto que arriesgamos por la Quinoa, la hierba de trigo en polvo, el ajo negro y algún otro “superalimento” de los de ahora. Y aunque estos productos tuvieron su etapa, para nosotros la alimentación saludable debía mirar a los alimentos vivos.

Si crees que esta historia y nuestro por qué conecta con tu visión, suscríbete entonces hoy a nuestra lista de correos, nuevos cambios se avecinan…

Pienso que en ese entonces tuvimos una visión, como si al futuro hubiésemos ido y regresado, todos pensaban que estábamos locos, que lo ecológico no calaría en España y menos los germinados y brotes, sin embargo, hoy está cada vez más en auge 

Pasamos por ferias de alimentación, mercados de todo tipo, viajes y promociones hasta que un día, de tanto insistir, surgió una gran oportunidad.

Fue en septiembre de 2013 cuando la hierba de trigo hizo su acto de presencia a viva voz, en el noticiero de tve a las 21hr se informa de la novedad que se presenta en la feria gastronómica Millesime, en la que el cocinero del Hotel NH EuroBuilding – Luis Bartolomé – presenta una bebida verde con efectos super beneficiosos para la salud.

Ese mismo día, pasamos de 0 a 100, nuestro deseo de comunicar y dar a conocer la hierba de trigo sucedió. Elisa tuvo que salir corriendo a dar la cara a los medios, hablar y explicar qué era aquello, por otro lado yo, atendiendo llamadas de todo tipo, recibiendo mails de otros tantos, en fin, una sobre exposición que nos dio un impulso y nos motivó aún más a seguir.

Cambio de sede

Gracias a ese impulso nos movimos de localidad y trasladamos nuestra sede a una nave de un pueblo de la provincia de Cuenca, Quintanar del Rey, lugar en el que Elisa creció y vivió su infancia.

Con toda la movida de la hierba de trigo en la tele, el interés en usarla en la alta cocina parecía haber cambiado el rumbo del mercado, sin embargo, nosotros queríamos llevarlo al alcance de cualquiera, queríamos que todos pudieran tener la posibilidad de incluir germinados en su alimentación, de dar ese pequeño paso al bienestar. Nosotros ya lo veníamos experimentado desde luego, con los cultivos presentes y sumergidos en el proyecto, lo sentimos y vivimos al 100%, eso justamente lo que queríamos transmitir.

Por esta razón, no sólo cultivábamos los germinados y brotes, también abrimos las puertas a las semillas, al germinador de lino, ahora de cáñamo, y a los tutoriales que enseñarían a las personas cómo hacerlo de la manera más fácil y rápida, sin complicaciones.

Para ese entonces, encontrar germinados frescos o semillas para germinar en tiendas de alimentación, era una tarea casi imposible, al darnos cuenta de ello, decidimos que la siguiente tarea era hacer que Lilliput estuviera en los lineales de las tiendas y herbolarios de Madrid y Valencia (por proximidad a nuestra localidad).

Recuerdo que cargaba el coche con producto fresco y salía a Madrid o Valencia a hacer labores comerciales, contactar con supermercados, tiendas de alimentación de todo tipo incluso grandes mayoristas, a MercaMadrid me hice viajes a las 2am los lunes para dejar producto a las 6am, todo con la única intensión de poder facilitar el acceso a una alimentación viva llena de brotes y germinados.

Como en todo negocio, debe haber un beneficio si se trabaja con un producto/servicio, y para los dueños de los establecimientos, tener un producto poco conocido que caduca en 7-10 días, no era algo interesante de tener.

Ana Moreno y el Máster en Cocina Vegetariana

Así fue como poco a poco descubrimos que tener productos no era suficiente, que vender semillas online y salir a llevar brotes a las tiendas no era lo que terminaba de ser Lilliput, y fue allí en 2014, cuando surgió la oportunidad de conocer a otra gran persona que nos inspira, Ana Moreno, su manera de hacer y vivir nos recordaba aquello que conocimos en Irlanda. y su encanto y personalidad nos cautivó.

Recuerdo haber llevado unos brotes de girasol a su casa y ver la ilusión que le causaba tenerlos. Conversamos del Instituto Ann Wigmore y del Hippocrates Health Instute, toda una conexión que nos unía gracias a los alimentos vivos.

A partir de allí, nos invitó a su programa de radio, Café Morenini, nos entrevistó y con el tiempo nos propuso ser profesores de su Master en Alimentación. Todo un reto para nosotros.

Y desde entonces hasta hoy, seguimos impartiendo clases de germinados y brotes a sus alumnos con ilusión y ganas, como el primer día, un año Elisa y otro yo.

Elisa también fue alumna de su máster en Alimentación Vegetariana, y sinceramente, el resultado fue totalmente transformador, una persona totalmente nueva y recargada de conocimientos y ganas en comparación a la que dejé cuando empezó el máster.

El tiempo pasaba y en el camino nos nutrimos de libros de alimentación saludable, crecimiento personal, nos rodeamos y conocimos a personas maravillosas y vivimos experiencias gratificantes, momentos de felicidad, alegrías y también de momentos de incertidumbre, de frustraciones, de miedos, de rabias y de ganas de dejarlo todo y de abandonar.

No sé si lo has hecho alguna vez, pero emprender, es una manera en que la vida te reta a dar lo mejor de tí día tras día, y esto no siempre es tarea fácil.

Como somos de insistir y creer en lo que hacemos, aquí seguimos, es ese nuestro motor, nuestra motivación, enseñarte que una alimentación más comprometida con tu salud, te aportará una respuesta reveladora de un verdadero estado de bienestar.

¿Te has suscrito ya a nuestra lista de correos?, pues hazlo sólo si conectas con el por qué de Lilliput

Cuando creamos Lilliput Living Foods, lo hicimos desde el punto de vista de que la alimentación es la base de una buena salud, y de que la salud es la base para tener una vida plena y por tanto feliz.

Con esto en mente, seguíamos avanzando y descubriendo nuevos caminos.

Pero todavía hay alguna cosa más, esto no acaba aquí. Recuerda que puedes comentar, escribir y compartir tus experiencias con nosotros a lo largo de estos años, tu eres parte de este proyecto 🙂

Nos vemos en el siguiente capítulo !

[Total:5    Promedio:5/5]