Si quieres mantenerte sano y guapo, es muy importante que desayunes bien. Por eso te traemos esta receta de tortitas de avena germinada para un desayuno fit y saludable.

Sabemos que eres muy golos@ y que te encanta el dulce así que hemos preparado un desayuno dulce pero muy sano.

Para ello hemos utilizado copos de  avena germinada. ¿Por qué avena?. Pues porque es un cereal que nos encanta por todo el aporte nutricional que nos da. Además es de los cereales con menor aporte calórico, siendo ideal para personas que quieran bajar de peso sin pasar nada de hambre.

También, el hecho de que el cereal esté germinado hará que nuestra digestión sea mucho más fácil y que absorbamos mejor sus nutrientes. De esta forma el hambre tardará más en llegar y por tanto necesitarás comer menos. Si quieres puedes probar a hacerlas con copos germinados de centeno o de trigo, o una mezcla de los tres.

Las tortitas son un desayuno o merienda ideal, tanto para adultos como para niños, y lo mejor es que puedes hacer gran cantidad y dejarlas hechas para el día siguiente, o incluso congelarlas y luego descongelarlas en una sartén o en la tostadora.

Tortitas de avena germinada

Tortitas de avena germinada

Ingredientes Desayuno fit: Tortitas de avena germinada.

  • 1 taza de copos de avena germinada
  • 1 taza de leche vegetal (puede ser de la leche vegetal que más te guste)
  • 1/2 cucharada de levadura tipo Royal (sin gluten)
  • 1/2 cucharada de canela en polvo
  • 1/2 cucharada de azúcar de coco (u otro endulzante que te guste más, pero nunca azúcar blanco)
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de vainilla en polvo (opcional)
  • 2/3 de cucharada de aceite oliva virgen
  • 2 huevos (ecológicos con la marca 0) ó 2 plátanos bien maduros (opción vegana)

Procedimiento:

  1. En primer lugar pondremos los copos de avena en el vaso de la batidora o picadora y después añadiremos la leche vegetal. Después iremos añadiendo el resto de ingredientes y por último batiremos todo hasta que quede una mezcla líquida y homogénea.
  2. En una sartén echamos unas gotitas de aceite de oliva y untamos bien toda la superficie con una servilleta. Cuando esté caliente echaremos ¼ de taza de la masa o con un cazo de sopa y dejaremos unos 2 minutos por cada lado (el truco para saber si está listo para dar la vuelta es que salgan agujeritos o burbujitas por el centro).
  3. Serviremos con fruta como plátano, manzana o kiwi, un endulzante como sirope de ágave, miel, compota de manzana o mermelada y si te gusta el chocolate añade unos nibs de cacao por encima.

Prueba a hacerlas porque salen riquísimas!! También puedes utilizar copos de centeno, trigo o copos de trigo sarraceno.

Te dejo la vídeo receta para que puedas seguir todos los pasos.

 

Espero que te haya gustado.

No te olvides de compartirla con todas esas personas a las que creas que les puede interesar.

Un saludo verde!

Elisa