Los pilares de la alimentación viva y enzimática son los germinados y los fermentos. Pero, ¿y si unimos ambos?.  Si fermentamos los germinados obtendremos REJUVELAC.

Tomar probióticos es clave en una alimentación sana y viva, y la forma más fácil y barata de hacerlo es preparando REJUVELAC en casa. Nos va a aportar muchas enzimas, proteínas, vitaminas del grupo B, vitaminas C y E, lactobacilos, etc…  Y Además otros muchos nutrientes dependiendo del germinado que estemos utilizando para su elaboración. Es una bebida rejuvenecedora que se puede beber sola, mezclada con zumos, batidos de frutas y verduras, etc… y que también se puede utilizar para hacer yogures y quesos vegetales, ya que es un impulsor de la fermentación.

El rejuvelac es algo diferente a la mayoría de bebidas y alimentos fermentados ya que no necesita de ningún iniciador o “starter”. Se considera una “fermentación libre” porque los microorganismos necesarios están presentes de forma natural en los granos o semillas germinadas.

Como ya he mencionado antes, el proceso de fermentar los germinados en agua produce una alta actividad enzimática, que ayuda a la producción de las bacterias beneficiosas Lactobacillus.

Lo mejor de esta bebida es que es muy barata de hacer, y que además nos va a servir como iniciador para otros alimentos fermentados como, quesos o yogures de frutos secos y semillas.

A diferencia de otras bebidas fermentadas como la kombucha o el kéfir, el rejuvelac no contiene nada de alcohol.

Bebida probiótica

Rejuvelac de trigo

Cómo preparamos el rejuvelac

Aunque la mayoría de recetas que váis a encontrar para hacer rejuvelac son con granos de trigo germinado, se puede utilizar cualquier semilla, excepto las mucilaginosas como la chía, el lino, la rúcula, la albahaca, etc… ya que sus germinados se suelen obtener plantando las semillas.

Mis germinados preferidos para hacer rejuvelac son los de trigo, alfalfa y trébol rojo. Pero os recomiendo que probéis el rejuvelac de brócoli y rabanito. El olor es bastante fuerte, pero el contenido en azufre (sulforafano) es muy alto, por lo que será muy beneficioso para personas enfermas de cáncer o que simplemente quieren prevenir.

Ingredientes:

Para 2 litros de rejuvelac vamos a necesitar:

  • 2 puñados de germinados a nuestra elección
  • Al menos 2 litros de agua

Procedimiento:

Para obtener los germinados te recomiendo que leas este post.

  • Una vez tengas los germinados, añádelos a un bote o jarra de cristal que esté limpio
  • Llena el bote o la jarra con agua y tapa la boca con una gasa o trapo de cocina para evitar que se contamine y al mismo tiempo permitir el paso de aire.
  • Coloca el bote tapado con el agua y los germinados en un lugar de tu cocina donde no te moleste, no le dé la luz directa y a temperatura ambiente (20-22ºC).
  • Deja fermentar durante 48 horas. Pasado este tiempo notarás que el agua se ha tornado algo turbia y que hay un ligero burbujeo.
  • Ya está listo para colarlo y probarlo. El sabor es algo ácido, como a limón.
  • Mételo en un bote tapado en la nevera durante una semana máximo
  • Consúmelo sólo, con limón, con zumo de hierba de trigo, o añadido a tus batidos y zumos verdes.

Te dejo el vídeo tutorial para que veas mejor cómo hacerlo:

 

 

 

Empieza ya a preparar tu rejuvelac y notarás que tus digestiones mejoran, que tu piel y pelo mejoran y que estás más guap@!!!

Un saludo verde!

Elisa