En España, y muchas otras partes del mundo, nuestras abuelas sabían muy bien lo que era aprovechar recursos. Tanto que eran capaces de obtener, de la grasa animal o vegetal, una reacción química que solucionaría los problemas de limpieza de aquella época. Hoy hablamos del “Jabón de Losa”, el más natural.

El Jabón Natural de siempre

Así es el jabón de sosa, el de siempre, aquél que veíamos hacer en casa de nuestros abuelos, el que utilizaban las mujeres para ir a lavar al río en las “losas de piedra”. De allí que se conozca como jabón de losa.

jabon-natural-aceite-reciclado

Jabón de sosa hecho con aceite reciclado

Quienes han visto cómo hacer el jabón de sosa a la antigua, recordarán que no se utilizaban instrumentos especiales ni cazos de acero inoxidables, se utilizaban cubos de plásticos grandes, barreños o espuertas (las de vendimiar) o también latas de aceitunas.

Receta del jabón de losa, el de toda la vida

Los tiempo han cambiado y las maneras de ver y hacer las cosas también. Lo mismo pasa con el jabón casero y su historia. Los ingredientes de aquél entonces eran simples: Aceite de oliva usado, agua y sosa cáustica.

El aceite eso sí, era aquél con el que se freía durante la matanza y el que se utilizaba para conservar la carne. No se desperdiciaba gota de aceite, todo el que se utilizaba para freír, se guardaba para jabón.

La mezcla era un poco a ojo y sin formulación, se añadía primero el aceite y luego el agua mezclada con la sosa. Todo el “mejunje” se removía hasta obtener una mezcla espesa que luego se vertía a un molde o cubo sin más. Todo ello se dejaba reposar, y al cabo de varias semanas, cuando ya estaba duro, se podía desmoldar y utilizar.

Luego subiremos una receta un poco más precisa para hacer jabón casero fácil y sencillo.

Para qué se utilizaba este jabón

Este jabón se utilizaba para lavar a mano, para la lavadora, y también para las manos y la ducha. Cuando alguien se cortaba, salía un sarpullido, le salían granos o acné, la receta era siempre la misma, lavarse con jabón de losa.

Lilliput y la cosmética natural

La cosmética natural siempre ha tenido un especial interés en la familia Lilliput. Y es que uno de sus miembros, Elisa, ha vivido muy de cerca la elaboración artesana del jabón de losa. Como no podía ser de otra manera, esta tradición despertó en ella el interés en aprender más sobre su elaboración y sobretodo su correcta formulación.

 

jabon-natural-avena-miel

Primer jabón de avena y miel

“después de varias lecturas e investigaciones, descubrí que los jabones, tanto sólidos como líquidos, que normalmente compramos en las tiendas, no son jabones sino detergentes. Y que este tipo de jabones (detergentes) empezaron a hacerse durante la 2ª guerra mundial debido a la escasez de grasas de origen vegetal y animal”.

Fundamento de la elaboración de jabón

Los jabones naturales se producen por una reacción química de una grasa animal o vegetal, con una base como el hidróxido de sodio (sosa caustica) o también hidróxido de potasio (potasa). El resultado, una sal (el jabón) más glicerina.

jabon-natural-lavanda

Jabones de lavanda hechos en Irlanda

Quizá os suene, pero la glicerina es esa que luego le añaden a las cremas para que hidraten más.

Uno de los procesos en la industria cosmética, para rentabilizar la producción y consumo de jabón, consiste en restar o quitar la glicerina de la reacción para añadirla luego a las famosas cremas de manos. De esta forma cuando se utiliza un jabón convencional la piel se queda seca y áspera, teniendo luego que utilizar una crema hidratante. ¿Sorprendente?.

Con los jabones naturales esto no ocurre, si están bien formulados y elaborados con aceites de calidad, serán muy hidratantes y sólo necesitaréis crema natural una vez por semana aproximadamente. Mucho mejor, ¿no creéis?.

“por esto mismo empecé a hacerme mis jabones y a descubrir que nada tienen que envidiar a ningún jabón convencional o gel, sino al revés. Una vez que empiezas a utilizarlos ya no hay vuelta atrás, te enganchas. Eso sí, los jabones de Lilliput están bien formulados y contienen aceites y grasas vegetales que no tienen que ver con el aceite usado que se usa para hacer el jabón de sosa”

 

jabon-liquido-lavanda-aloe

Jabón Líquido de lavanda y aloe vera

El mejor experimento cosmético

Aunque de esto os hablaremos en otro post, no podemos dejar de contaros que gracias a nuestra experiencia en The Happy Pear en Irlanda, y al ingenio y creatividad de Elisa, Lilliput consiguió elaborar uno de sus productos estrellas, el Jabón de Hierba de Trigo.

Un jabón natural cuyo ingrediente principal es el zumo fresco de la hierba de trigo. Si queréis conocer la historia, no os perdáis nuestro post sobre la cosmética de hierba de trigo.

jabon-natural-hierba-trigo

Jabón con hierba de trigo

Si te ha gustado este post compártelo y comenta. Si ya eres un pequeño alquimista cosmético, comparte tu experiencia con nosotros y el resto de la familia Lilliput. Contigo germinamos una vida más saludable!

[Total:4    Promedio:3/5]