Dentro de la alimentación crudivegana hay un plato estrella que a todo el mundo le encanta por su vistosidad, sabor y lo fácil de su elaboración. Los Espaguetis raw de calabacín. Esta vez os traemos nuestra versión con salsa de aguacate y cúrcuma.

Lo mejor de esta receta es lo sencilla que es ya que sus ingredientes se pueden encontrar en cualquier supermercado o tienda.

Nosotros empezamos a hacer esta receta de espaguetis raw de calabacín con salsa de aguacate y cúrcuma buscando recetas con cúrcuma. Estábamos en los inicios de la alimentación crudivegana y necesitábamos recetas fáciles. Así que buscando por internet descubrimos una receta de la salsa de aguacate con cúrcuma parecida y la hemos ido amoldando a nuestro gusto.

Al principio la usábamos en todas las ensaladas que hacíamos, pero algo fallaba. Un día nos dimos cuenta que aquello que fallaba eran las mezclas de ingredientes en la ensalada y no la salsa. Y entonces pensamos, ¿y si probamos con un sólo ingrediente base como el calabacín?. De ahí surgió esta super receta riquísima y facilísima.

Te saciarán y nutrirán muchísimo sin sobrecargar tu aparato digestivo además de que tiene un alto poder antiinflamatorio. Puedes acompañar este plato con una ensalada de brotes verdes y germinados, a la que podrás añadir tomate, pepino, zanahoria, cebolla, o cualquier otra verdura u hortaliza de temporada.

 

Cómo hacer espaguetis veganos de calabacín con salsa de aguacate y cúrcuma:

Los ingredientes de esta receta están pensados para una persona. Podéis aumentar las cantidades en proporción según el número de comensales. Recordar que es un plato completamente libre de gluten, y lo podéis compartir con personas intolerantes al gluten. Esperamos que os guste tanto como a nosotros, no olvidéis comentar :)

Ingredientes:

  • 1 ó 2 calabacines dependiendo del tamaño que tengan y preferiblemente ecológicos
  • Para la salsa necesitaremos:
    • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
    • El zumo de 1 limón
    • 1/2 aguacate bien maduro
    • Un diente de ajo
    • 1 trozo de cúrcuma fresca o una cucharadita de cúrcuma en polvo
    • 1 cucharada de sirope de agave, azúcar de coco o miel
    • Una pizca de sal marina

Como topping vamos a utilizar:

    • Unos brotes de trigo sarraceno, girasol o guisante.
    • Unas nueces o semillas de calabaza

Utensilios:

  • Spiralizador o  mandolina.

Elaboración:

  1. Exprimir el limón y poner el jugo en el vaso de la batidora. Después añadir el medio aguacate pelado, el diente de ajo pelado, un trocito de cúrcuma fresca (usar en polvo en caso de no tener fresca), una cucharada de azúcar de coco y una pizca de sal marina.
  2. Batiremos todo junto hasta que la salsa quede homogénea y a nuestro gusto. Podéis añadir más o menos ingredientes si vuestro paladar os lo exige.
  3. Cortar el calabacín con la mandolina o el spiralizador. Si no tenéis ninguno, podéis cortar palitos muy finos con el cuchillo.
  4. Mezclar la salsa con el calabacín en un bolw y añadir los brotes y las semillas para decorar.

Consejo:

Puedes probar a saltear las tiras de calabacín con un poco de aceite de oliva y ajo sino te gustan crudos. También puedes escaldarlos en agua hirviendo unos minutos para ablandarlos. Y si no tienes brotes de sarraceno o girasol, no te preocupes, añade los germinados que más te gusten.