Los brotes de girasol son una fuente de energía viva para nuestro organismo. Descubre cómo estas plántulas verdes pueden mejorar la salud de personas con problemas de diabetes.

¿Qué son los brotes de girasol?

En el estilo de vida de los alimentos vivos, según Ann Wigmore, los brotes de girasol son los grandes protagonistas. Quizá sea no sólo por su alto contenido nutritivo sino también por su delicioso sabor. Y es que estos brotes están presentes en la mayoría de preparaciones que rigen esta dieta; zumos, batidos, ensaladas y snacks, además son los preferidos de los más pequeños de la casa 🙂

Estos “microgreens” son la primera etapa de vida de la planta del girasol. Una vez germinada la semilla y habiendo desarrollado completamente sus cotiledones, se cortan para así aprovechar todo su potencial nutritivo.

Propiedades de las semillas de girasol

Las semillas de girasol son quizá mucho más conocidas que los brotes o germinados en sí. En las semillas sin germinar podemos encontrar, por ejemplo:

  • Fósforo y calcio: Contribuye al mantenimiento de los huesos y los dientes, la digestión de las grasas y los carbohidratos, el tono muscular y de los tejidos, y el sistema nervioso.
  • Hierro: mantener nuestra sangre saludable.
  • Cobre: necesario en cantidades mínimas para que podamos utilizar el hierro.
  • Iodo: encontrado sobre todo en vegetales marinos (algas).
  • Potasio: predominante en el tejido cerebral y necesario para el adecuado funcionamiento del sistema nervioso.
  • Magnesio: para los pulmones y el tejido muscular.

También son fuente de vitamina E y niacina (que actúa en el metabolismo de proteínas, hidratos de carbono y grasas).

La mala noticia es que para los brotes de girasol los valores nutricionales no figuran de forma tan explícita en la bibliografía científica. No obstante, conociendo el proceso de la germinación y basándonos en estudios hechos en otras semillas, podemos asumir todos estos nutrientes anteriormente descritos, se multiplican y potencian una vez se desencadena todo el proceso metabólico en la semilla. De eso trata la germinación, ¿no?

¿Por qué interesan tanto los brotes de girasol?

En artículos anteriores ya habíamos comentado cómo el sulforafano contribuye a la eliminación de metales pesados en el organismo y de cómo las persona con diabetes tipo 2, deberían considerar el consumo de germinados de la familia de las brasicas (brócoli, coles, rabanos, etc) en sus dietas diarias.

No dejes de leer el artículo sobre el brócoli germinado que tenemos en nuestro blog.

La buena noticia es que no sólo el brócoli puede ser un aliado contra la diabetes, los brotes de girasol también pueden aportar su granito de arena.

En un estudio publicado en el año 2012 por la Sociedad Americana de Química, a través de la Universidad de Pekín, se pudo comprobar cómo el consumo de estos vegetales resulta una alternativa alimenticia muy beneficiosa en pacientes con diabetes.

En el estudio, se pudo observar cómo los germinados y brotes de girasol pueden inhibir la formación de productos finales de “glicación avanzada”. Este compuesto, derivado de una mala combinación y preparación de proteínas y grasas (asados, frituras y cocción a altas temperaturas) que en consumo excesivo, contribuye al aumento del estrés oxidativo y la inflamación en el organismo.

Se sabe que un consumo elevado en alimentos ricos en este compuesto están relacionados con las recientes epidemias de diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Puedes leer más sobre la glicación avanzada y cómo reducir su consumo en la National Center for Biotechnology Information.

Según el estudio, estos brotes son una fuente importante de una sustancia llamada Cinarina (presente también en la alcachofa), la cual contribuye de manera significativa en la inhibición de la formación de glicación en el organismo. Además, se pudo comprobar que éstos brotes son un potente antioxidante que combaten los excesos de radicales libres en el organismo.

¿Cómo aprovechar el potencial de girasol?

Lo mejor, desde nuestro punto de vista, siempre será tomar sus germinados y/o brotes. Como hemos visto, ya hay investigaciones científicas que afirman lo beneficiosos que son para nuestro organismo el consumirlos. La manera en que puedes tomar los brotes de girasol, es a través de la maravillosa sopa energética Ann Wigmore al estilo de Lilliput. Puedes ver en nuestro blog la receta.

¿Cómo cultivamos los brotes?

Si todavía no conoces o no sabes cómo hacerlo, recuerda que tenemos un vídeo tutorial en nuestro canal de Youtube. Allí te explicamos todo lo que necesitas saber para tener un cultivo de brotes de girasol.

Te dejamos el vídeo para que aprendas desde hoy a cultivar tus brotes verdes.

Si te ha gustado este artículo, no olvides dejar tu comentario. También puedes compartirlo para que más personas descubran el maravilloso mundo de los alimentos germinados. 

[Total:7    Promedio:2.9/5]